jueves, 24 de abril de 2008

Alemania

He vuelto a escribir luego de haber estado ausente unos cuantos meses, en los sucesivos post voy a contar mi viaje a Alemania, contar un poco la hermosa experiencia de conocer Europa y mi trabajo en Sap.
Este ultimo viaje me dio la oportunidad de vivir una experiencia muy rica y complementar el punto vista americano con uno europeo.
La empresa madre por la que trabajo es Ifb Alemania, me consiguieron un hotel en Heidelberg, una ciudad hermosa, antigua con una historia muy rica.
Heidelberg es una de las ciudades claves en Alemania respecto a turismo, siendo tan solo de 130.00 habitantes, recibe 3 millones de turistas al año, la población de nuestro Uruguay.
Su población esta compuesta por alemanes, estudiantes universitarios de varias partes del mundo que asisten a a la añeja Universidad que allí funciona y 30.000 ciudadanos americanos que trabajan en la base militar se encuentra cerca. Alemania es el país con la mayor cantidad de bases Americanas fuera de Estados Unidos. Como dijera un colega alemán, aun no recuperaron la independencia de los americanos luego de la segunda guerra.
Parte de las atracciones que ofrece la ciudad es una "ciudad vieja" muy conservada, gracias a que los Aliados no la bombardearon al no tener objetivos estratégicos en la guerra. Se jacta de tener la peatonal mas larga de Europa con unos 2 kilómetros en el corazón de la ciudad antigua, y termina al pie de la subida al Castillo de Heidelberg.
Algo que no puedo dejar de mencionar es la cerveza alemana, en Chicago ya había tenido oportunidad de degustar variedades de cerveza, siendo las que mas me gustaron las mejicanas como Negra Modelo.
Esta vez probé la clásica Pilsener, cervezas negras como la Guiness Irlandesa, y mi preferida fue la Weizen, cerveza sin filtrar, un sabor no tan amargo y un tanto dulzón.
Aquí hay varias fotos que saque de la ciudad.

1 comentario:

P@blo dijo...

No te olvides de probar la Weissbier, cerveza de trigo, muy especial la Hofbräu o Paulaner.
Prost!